Cirugía Laparoscópica

La cirugía laparoscópica es uno de los inventos más revolucionarios en el campo de la cirugía en los últimos 20 años. También llamada de mínima invasión, es una técnica quirúrgica con varias ventajas sobre los procedimientos abiertos, que incluyen:

  • Menos dolor 
  • Periodo de recuperación más breve
  • Retorno más rápido a la actividad normal
  • Incisiones pequeñas significando menores cicatrices
  • Menor pérdida de sangre
  • Menos complicaciones postoperatorias

Procedimientos:

  • Apendicectomía
  • Colecistectomía
  • Hernioplastia
  • Cirugía Antirreflujo
  • Cirugía de Heller (Acalasia)
  • Esplenectomía (extirpación del bazo)
  • Resección de Quistes Hepáticos
  • Cirugía Bariátrica (para reducción de peso)
  • Simpatectomía Toracoscópica (para sudoración excesiva)

Para este procedimiento, el cirujano realiza de tres a cuatro incisiones menores de 11 milímetros para llegar al órgano a intervenir. Se apoya en un monitor y en pinzas especiales (de mayor longitud) con las cuales opera. Es un procedimiento con mejores resultados de recuperación. En Guatemala se incorporó con éxito hacia la década de 1990.